PRESENTACIÓN

PRESENTACIÓN

La crisis global se caracteriza por una creciente polarización social y espacial, por el incremento de las problemáticas ambientales y por una notable agitación socio-política que en ocasiones llega a estallar en conflictos abiertos. Esta compleja e inédita combinación genera una realidad que ya no es posible interpretar, y ni tan solo abordar, con los instrumentos analíticos habituales, que han llegado incluso a convertirse en parte del problema. Por ello, parece necesario repensar los conceptos y las teorías para entender y afrontar los cambios acelerados del mundo, marcados por unos procesos de intensificación y desequilibrio en las relaciones entre los territorios y por una compleja problemática derivada de la urbanización planetaria.

Todo ello se expresa en múltiples escalas y escenarios; p.ej., desde las implicaciones espaciales de la movilidad del capital al impacto de los movimientos migratorios en las sociedades de acogida, del calentamiento global y sus efectos devastadores a nivel local, a las revueltas sociales en protesta a las políticas neoliberales. Son procesos de gran magnitud y gravedad que ya están siendo objeto de múltiples estudios empíricos pero que a menudo carecen de las bases teóricas necesarias, tanto por la urgencia de dar noticia de ellos (p.ej., estudios sobre el impacto local de las migraciones que adolecen de un marco conceptual general explicativo) como por la ausencia de instrumentos analíticos adecuados a un mundo en transformación (p.ej., la aplicación de conceptos propios de la morfología urbana clásica a nuevas realidades metropolitanas que poco tienen que ver con las formas preexistentes). Esa inadecuación no es tanto producto de la falta de reflexiones solventes sino de que estas tienden a ofrecer visiones parciales y poco integradas y, sobre todo, porque en muchas ocasiones no consideran la perspectiva espacial, imprescindible para abordar con éxito el análisis de unos cambios que tienen en el espacio, más que nunca antes, su instrumento y su objetivo.Deben pues cambiarse tanto las preguntas como las respuestas. Por ello, este proyecto se propone contribuir a dotar del vocabulario adecuado a dichas preguntas y respuestas, es decir, plantear las bases de un marco conceptual que facilite o enriquezca futuras investigaciones empíricas de diversa índole que incorporen la dimensión espacial como una variable explicativa imprescindible.

Los objetivos específicos son dos. Por un lado, una crítica de los temas de análisis habituales, muchos de los cuales, a pesar de estar consolidados, ya no responen a la situación actual (p.ej., las teorías del desarrollo, del progreso y del crecimiento económico). A su lado, hay nuevos temas emergentes ante los cuales se carece de la perspectiva temporal necesaria para valorar su importancia (p.ej., las consecuencias sociales y ambientales de las nuevas tecnologías energéticas). En segundo lugar, se pretende contextualizar, relacionar y comparar los conceptos clave que anclan las teorías, verificando la validez tanto de los que cuentan con una larga tradición y son habitualmente utilizados, como de los que todavía no están consolidados. En este sentido, el análisis de las representaciones visuales y cartográficas puede ser un elemento clave de estudio dada su capacidad para fijar categorías y determinar interpretaciones.La investigación se llevará a cabo mediante análisis bibliográfico transdisciplinar, entrevista a expertos, y debate en seminarios internacionales.

Espais crítics | Espacios críticos